17/8/16

Ya de vuelta!

Es empezar las vacaciones de verano y desaparecer poco a poco del blog. Eso mismo me pasó el año pasado, pero el verano es muy largo y uno se acaba adaptando excepto en circunstancias fortuitas como que me quede sin cargador de batería 2 semanas en pleno Agosto porque mi informático está de vacaciones... eso fue el año pasado y esta vez mi desaparición es por otras razones mas positivas.

4/7/16

Apartamentos con encanto en Albaicín, Granada

Uno de los mejores alojamientos en los que he estado nunca ha sido en Granada, mi querida ciudad y en la que he estado aojada en tropecientos hoteles, pero ninguno me ha enamorado como este. Miento, el Abba sí pero es diferente.
MI PUNTUACIÓN:  ★★

Los reservamos con nada menos que 7 meses de antelación!! el motivo? solo había una única fecha en todo el año barata y además en Navidad. No pude resistirme, tenía que hacerlo, tenía que reservar y después planificar el resto del viaje y buscar acompañantes ¿y cómo los descubrí? pues mediante una web, que como en su página no decía el nombre real del alojamiento sino que haces la reserva a ciegas, pues yo tampoco voy a nombrar la página. Solo os digo que están espectaculares y si os gustan no dudeis en contactar conmigo :)

Veníamos de pasar una noche en un hostal al que yo le tenía cariño, pero después nos esperaban 2 noches más en estos apartamentos perdidos por el Albaicín ¿puede haber algo más granaíno y auténtico? me temo que no. Lo mejor es que para estar en el Albaicín tienen una situación muy buena y un acceso muy fácil (a pie y por cuestas, ojo. Olvídate de llegar en coche aunque tengan garaje). Aunque por fuera los ves y son muy discretos; te hacen dudar si realmente es aquí.

Nada más llegar pasas a una recepción muy sencilla y agradable donde un chico al que secretamente nosotros apodamos Ohwaldoh, nos recibe y nos da la llave. Entonces sales a un patio común muy típico granaíno, con sus casas blancas, abetos y balcones donde comunicaban los apartamentos.


Desde nuestro balcón

Al abrir el apartamento nuestra cara fue de asombro durante un buen rato de tanto que nos gustó. Era mi casita pequeña y perfecta para vivir con Mario; mi casa ideal: cálida, moderna, luminosa, limpia y muy apañada. Solamente tenía un salón-cocina-comedor donde hicimos la poca vida que dio tiempo. Aquí había un sofá-cama y TV plana, una mesa con cuatro sillas, un pequeño escritorio y una cocina ultra-moderna equipada con todo: lavavajillas, microondas, lavadora, tostadora, vitro... hasta venía con desayuno!


Quiero esa casa, es que la quiero! En la planta de arriba está la habitación de matrimonio con un diseño muy actual y un enorme armario empotrado. Lo que más me gustó fue el lavabo en el mismo dormitorio, pero teníamos 2 aseos: uno arriba con una placa de ducha de hidromasaje y otro bajo en el salón. El apartamento venía equipado también con aire acondicionado, suelo radiante, plancha... en fin, de todo.

Otro puntazo era la compra a domicilio. Me explico: nos dejaron una especie de lista de la compra con precios y nosotros teníamos que marcar qué era lo que queríamos. Dejábamos la hoja en recepción y salíamos a pasear. Cuando volvimos teníamos la compra hecha y por precios que no estaban nada mal. Por ejemplo las latas de cerveza a 0'3 €.




Una de las noches que nos retiramos pronto, Ohwaldoh quería acabar con nosotros por medio de la calefacción o eso dedujimos cuando, por más que nos quitábamos la ropa de abrigo y tocorreábamos los aparatos de la calefacción no había forma de bajarla. Creo que esa fue la noche que se ganó el mote de Ohwaldoh. También recuerdo la mañana antes de irnos, mientras todos se hacían la maleta yo me subí tranquilamente a desayunar al balcón de arriba con esas vistas tan bonitas al Albaicin... (yo me dejé la maleta preparada la noche anterior) no os podéis imaginar las ganas que tengo de volver! ya lloré por volver a Granada el último día y lo haré en la próxima visita que no será muy lejana :(


Esto ha sido todo, aunque yo os recomiendo el hotel al que vamos casi siempre y creo que volveremos después del verano. Os lo enseñaré, prometido!! un abrazo :)

Andrea
Blogger | Google + | Facebook | Pinterest


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

         







21/6/16

Receta de Carrot Cake

Cuando volví de Londres, la comida no fue uno de los mejores recuerdos que me traje, al menos las comidas importantes, ya que lo único que mi bolsillo me permitió probar fue hamburguesas o comida de otros países. Si hablamos de dulces y cosas inglesas que engordan la cosa cambia. Entre todos los dulces que probamos, el carrot cake fue el primero que preparé en casa y gustó muchísimo hasta el punto de pelearnos por el último bocado. Lo llevé en una comida familiar y también los sorprendí a todos; os aseguro que está de 10. Pero como todo en esta vida tiene su parte negativa: la lista de ingredientes es bastante larga, igual que la pila de cacharros que hay que fregar y la tarde entera que estuve para hacerlo, pero os aseguro que aun así merece la pena porque es de las cosas más ricas que hemos probado!