Por Granada

             


Tenemos la costumbre de ir al menos una vez al año a Granada a tapear y pasear porque como he dicho miles de veces es una ciudad mágica. Pero las últimas veces se hizo algo repetitivo y llevábamos dos años sin ir. Tal vez por esto  ha sido la visita más emocionante, la que nos ha hecho recordar y revivir historias de cuando vivía aquí. Ojalá pudiéramos volver...

No hay comentarios:

Publicar un comentario